Inicio Informática Periféricos Review: Razer Wildcat, mando de calidad para Xbox One y PC

Review: Razer Wildcat, mando de calidad para Xbox One y PC

0

Hoy vamos a analizar uno de los mandos para Xbox One y PC más completos que podemos encontrar en el mercado. Hablamos del Razer Wildcat, un mando que promete convertirse en nuestro favorito y que ofrece un diseño ergonómico, 4 botones extra configurable y diversas características interesantes.

Veamos, pues, lo que nos depara el controlador de Razer.

Unboxing y accesorios

Como podemos comprobar, el Razer Wildcat llega en una caja de cartón que mantiene el estilo habitual de la marca, es decir, un fondo negro con tonos verdes. En el frontal podemos ver una ilustración del mando con algunas de sus características.

Cuando le damos la vuelta a la caja nos encontramos con sus especificaciones más detalladas, junto con una ilustración que explica algunas de sus funciones más interesantes.

En su interior nos encontramos con un estuche de transporte de calidad, en cuyo interior se encuentra el mando junto con sus accesorios.

El set completo de accesorios lo completan el cable USB, el manual de usuario, dos pegatinas y un sobre que contiene un destornilladorgomas para cubrir los laterales y los joysticks, además de las instrucciones para su colocación.

Razer Wildcat

Lo primero que destaca del Razer Wildcat es que su diseño es muy similar al del mando original de Xbox One, algo de agradecer, pues si este último destaca por algo es por su buena ergonomía.

 

No obstante, cuando de verdad destaca es cuando le colocamos las gomas laterales de agarre y de los joysticks, que permiten un agarre más cómodo si cabe. Eso sí, tienen la problemática de que al colocarse quedan pegadas, es decir, o las ponemos bien a la primera o tendremos un problema con su utilización.

 

Pasando a los botones, nos encontramos con una cruceta en la que los 4 botones están separados, como en los mandos de PlayStation.

Los sticks, por su parte, son realmente cómodos y precisos. Si utilizamos las gomas incluidas ganaremos un extra en comodidad, aunque si no nos gustan las podemos quitar fácilmente, al contrario que las gomas de agarre.

Los botones ABXY recuperan el fondo de color en lugar de únicamente la letra en sí, como ocurre con el mando oficial de Xbox One, lo que a efectos prácticos no supone ventaja alguna pero estéticamente le da un toque más atractivo. Además, estos botones poseen pulsadores mecánicos de gran calidad.

En la parte inferior podemos encontrar una tira con cuatro botones que funcionan a modo de control de audio y modificación de las funciones de los botones, siendo realmente útiles en numerosas ocasiones.

Y justo bajo de estos botones podemos encontrar un conector Jack de 3.5mm para conectar auriculares y/o micrófono.

En la parte superior nos encontramos ambos pares de botones L y R en la misma posición que el original de Xbox One, aunque todo sea dicho, con un mejor tacto. Estos vienen acompañados por la adición de los botones M1 y M2, de fácil acceso y que no molestan en ningún momento.

Junto a ellos, encontramos el conector micro-USB, necesario para conectar y utilizar el mando, pues no dispone de modo inalámbrico.

Más abajo nos encontramos con otros dos gatillos extra que podemos retirar con el destornillador incluido. No obstante, no debería de ser necesario, pues no llegan a resultar molestos en ningún momento.

Pruebas y experiencia de uso

Si hay que destacar algo de este mando es su gran ergonomía, pues es un mando tremendamente cómodo que podemos utilizar durante horas sin que nuestras manos lleguen a resentirse por un mal diseño. A ello también ayudan las gomas laterales y las de los josticks, que proporcionan un tacto más agradable y evitarán resbalones a quienes sufran de sudor en las manos.

Gracias a sus botones extra y a que algunos de ellos son mecánicos, se posiciona como uno de los mejores manos para Xbox One, y a juicio de quien escribe estas líneas, mejor que el original de Microsoft.

Tras usarlo durante horas en juegos de todo tipo solo podemos halagar el buen funcionamiento de este mando, con unos botones cómodos y precisos, un diseño ergonómico, una gran ligereza y características extra, como los botones adicionales o el conector Jack 3.5mm.

Además, su instalación en Windows es realmente sencilla, pues solo debemos descargar e instalar los drivers desde la web de Razer para que funcione perfectamente. De hecho, en Windows 10 su instalación es automática y no necesita actuación por nuestra parte. En Xbox One es conectar y funcionar, lógicamente.

La única pega que le podemos achacar es la imperiosa necesidad de conectarlo mediante el cable USB, pues no es inalámbrico, y este pequeño detalle puede ocasionar que muchos posibles compradores se decidan por otra alternativa.

Conclusión

Resumiendo, el Razer Wildcat es uno de los mejores mandos para Xbox One y PC que podemos adquirir al momento de escribir estas líneas, con una calidad fuera de dudas y un funcionamiento impecable.

Sus mayores pegas, el no ser inalámbrico, y el precio, bastante elevado si lo comparamos con el mando original de Xbox One, por lo que cada uno deberá de valorar si le merece la pena la inversión o no. Nosotros no podemos hacer más que recomendarlo, pues una vez lo pruebes, es probable que no quieras volver al original.

Razer Wildcat

Razer Wildcat
8

Características

9.5/10

Materiales/Construcción

9.5/10

Precio

5.0/10

Lo mejor

  • Diseño ergonómico y cómodo.
  • Botones mecánicos.
  • Controles de audio y de mapping de botones.
  • Gomas laterales y en joysticks para mejor agarre.
  • Funda incluida.

Lo peor

  • Precio elevado.
  • No tiene modo inalámbrico.
  • Gomas laterales de un único uso.
Cargue Artículos Más Relacionados