Inicio Informática Ordenadores Componentes Análisis: GIGABYTE Z97M-D3H

Análisis: GIGABYTE Z97M-D3H

1

Hoy vamos a analizar una placa base, y más concretamente la GIGABYTE Z97M-D3H, una placa MicroATX compatible con procesadores Intel Core de cuarta y quinta generación que podemos encontrar en el mercado por un precio de aproximadamente 100 euros.

Como siempre, antes de comenzar con el análisis vamos a ver un breve resumen de las características técnicas de la GIGABYTE Z97M-D3H:

ga-z97m-d3h especificaciones

Una vez nos hemos hecho una idea de sus prestaciones básicas, podemos comenzar la review en sí.

Embalaje y accesorios

La GIGABYTE Z97M-D3H viene en una caja de tamaño compacto en la que destacan los tonos negros y amarillos, y, sobre todo, el logo de “Ultra Durable” en la parte superior de la misma.

Gigabyte Z97M-D3H (1)

En la parte trasera de la caja, por otro lado, podemos ver rápidamente todas sus características técnicas.

 

Una vez abrimos la caja nos encontramos con la placa base con un recubrimiento de plástico para evitar posibles deterioros por roces y golpes.

Gigabyte Z97M-D3H (4)

Si extraemos la placa base y ahondamos en el interior de la caja podremos encontrar un cable SATA, un CD con los drivers necesarios para su correcto funcionamiento, el manual de instrucciones y una chapa para colocarla en la parte trasera de nuestro equipo.

GIGABYTE Z97M-D3H

Como se puede apreciar en las fotos, la GIGABYTE Z97M-D3H mantiene el mismo diseño que habíamos podido apreciar en la caja, con una combinación de tonos negros y amarillos/anaranjados que le da un aspecto tan elegante como atractivo.

Gigabyte Z97M-D3H placa abse review

También podemos apreciar cómo es una placa base bastante compacta, pues no en vano hace uso del formato MicroATX y unas dimensiones de 24,4cm x 22,5cm.

Esto tiene sus puntos positivos y negativos, pues se trata de una placa base que puede ser utilizada en conjunción con chasis de reducido tamaño, pero al mismo tiempo también posee los componentes más juntos que una placa ATX Standard, por lo que seguramente no será la elección favorita de aquellos que deseen configuraciones muy espaciosas.

Como ya hemos podido ver en las características técnicas, cuenta con el chipset Z97 y compatibilidad con procesadores Intel de cuarta y quinta generación, o lo que es lo mismo, i7, i5, i3, Pentium e Intel Xeon, todo ellos socket 1550.

Si prestamos atención al socket del procesador podremos comprobar cómo ha sido chapado en oro 5X (15 µ), lo que permite tanto mejorar el contacto como aumentar la vida útil del componente.

Gigabyte Z97M-D3H (21)

En cuanto a memoria RAM, podemos instalar hasta cuatro memorias DDR3 para llegar a un máximo de 32 GB, por lo que no tendremos problemas a medio y largo plazo en este aspecto. Como cabe esperar, se puede configurar las memorias RAM como Dual Channel, y además, también tenemos compatibilidad con Extreme Memory Profile.

Gigabyte Z97M-D3H (16)

Pasando a los puertos de expansión, tenemos dos ranuras PCI Express, una 3.0 y otra 2.0. También posee dos ranuras PCI.

Gigabyte Z97M-D3H (14)

La GIGABYTE Z97M-D3H posee soporte para CrossFireX, por lo que podemos utilizar dos tarjetas gráficas con esta configuración. No obstante, debido a que solo posee dos ranuras PCI Express, posiblemente algunas personas se verán impedidas de añadir componentes extra al mismo tiempo que ejecutan el citado CrossFireX.

En cuanto a conexiones traseras, nos encontramos con un puerto D-SUB (VGA), un DVI, un HDMI, cuatro USB 3.0, un puerto Ethernet, los puertos de sonido y una conexión PS/2 en la que conectar teclados o ratones que hagan uso de dicha conexión en lugar del estándar USB.

Gigabyte Z97M-D3H (12)

Destacar, además, que tanto los puertos USB como el puerto Ethernet LAN poseen protección avanzada contra descargas electroestáticas (ESD), que suelen ser una de las mayores fuentes de problemas con los mismos. De esta forma se minimizan los problemas con ESD y al mismo tiempo se fortalece la imagen de placa base resistente y duradera que GIGABYTE ha conseguido con la Z97M-D3H.

Para finalizar y pasando a la faceta de software, la GIGABYTE Z97M-D3H incorpora, como viene siendo costumbre en la marca, una UEFI DualBIOS con la que podemos realizar todas las configuraciones pertinentes con una interfaz gráfica mucho más cómoda a la habitual y con soporte de ratón. Destacar que siempre podemos regresar a una interfaz más tradicional, por otro lado.

gigabyte-z97-uefi

Entre otras características, podemos cambiar el idioma de la propia BIOS, la hora del sistema, la secuencia de arranque, la configuración de seguridad y otros parámetros relacionados con nuestros dispositivos.

También es compatible con el software GIGABYTE EasyTune, que para quien no lo conozca, permite controlar varios parámetros del hardware interno de nuestro equipo, con lo cual se convierte en una herramienta muy útil e interesante de cara a los amantes del overclocking.

gigabyte easytune

Conclusión

La GIGABYTE Z97M-D3H es una placa base de gama media con unas prestaciones realmente buenas para el rango de precios en el que se sitúa, pues por aproximadamente 100 euros nos ofrece el chipset Z97, UEFI BIOS, CPU chapado en oro 5X, soporte para CrossFireX y sobre todo, un gran enfoque en ofrecer la máxima longevidad posible.

Sin duda, una gran opción para todo aquel que se halle en la búsqueda de una buena placa base en el rango de precio de los 100 euros, motivo por el cual concedemos a la GIGABYTE Z97M-D3H una valoración de 8,0 y la recomendamos ampliamente.

GIGABYTE Z97M-D3H

100€
GIGABYTE Z97M-D3H
8

Funcionalidad

8.0/10

Calidad/Precio

8.0/10

Lo mejor

  • Muy buenas prestaciones.
  • Precio comedido.

Lo peor

  • No es la más recomendable para configuraciones avanzadas.
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Jami

    Por ese precio no esta nada mal la verdad