Inicio Reviews Análisis: Razer Manticor

Análisis: Razer Manticor

0

Volvemos a la carga con una nueva review de un producto de Razer, en esta ocasión de la alfombrilla Razer Manticor, una alfombrilla dura de aluminio diseñada especialmente para juegos que puede ser adquirida por un precio aproximado 50€.

Como de costumbre, vamos a ver un resumen de sus características:

Ahora que ya conocemos sus características técnicas, podemos pasar al análisis de Razer Manticor.

[toc]

Embalaje y accesorios

La alfombrilla Razer Manticor es una alfombrilla de gran tamaño, por lo que lógicamente la caja también lo es. Como de costumbre en Razer, la caja tiene un diseño bastante elegante y combina colores oscuros con tonalidades verdes.

caja-Razer-Manticor-por-delante

En la parte frontal podemos ver una breve presentación de la alfombrilla, mientras que en la parte trasera podemos ver una descripción de sus principales características.

Una vez abierta la caja de cartón, nos encontraremos con un maletín en el cuyo interior encontraremos la Razer Manticor. El maletín viene perfectamente acolchado y es lo suficientemente resistente como para permitir transportar la alfombrilla con la seguridad de que ésta no se verá dañada ante golpes o caídas accidentales.

maletin-Razer-Manticor

En la parte central del maletín se encuentra una ranura en la que encontramos una carpetilla cuadrada en cuyo interior están guardados una pequeña cartulina que habla de “Cult of Razer” y un set con dos pegatinas del logo de Razer para que las podamos usar donde gustemos.

Razer Manticor

Nada más abrir la caja y ver la Razer Manticor nos daremos cuenta de que se trata de un producto de calidad “premium con un diseño negro elegante a la par que sobrio.

review-Racer-Manticor

Posee unas dimensiones de 255 x 355 x 2.2 mm y un peso de 373 gramos, lo cual hacen que se trate de una alfombrilla grande (tampoco enorme) y algo pesada, algo totalmente entendible si tenemos en cuenta que está fabricada en aluminio. El grosor, como habéis visto, es de 2,2 milímetros, por lo que a pesar de su peso es una de las alfombrillas más delgadas del mercado, con un grosor increíblemente reducido.

La alfombrilla está compuesta por dos mitades: la superior, que es una superficie metálica impoluta de color grisáceo y en la cual deslizaremos el ratón, y la inferior, totalmente acolchada y rugosa, fabricada con goma antideslizante para que pueda adherirse sin problemas en cualquier superficie.

Razer-Manticor-textura-inferior

En la parte superior encontramos también el logo de Razer en una esquina, y a pesar de lo que pueda parecer, no afecta en nada al desplazamiento del ratón si lo situamos encima. No obstante, esta mitad también posee una pega, y es que las huellas dactilares se quedan marcadas fácilmente, aunque igual de fácil que se marcan se pueden limpiar.

logo-Razer-Manticor

En cuanto a su uso, en nuestras pruebas la Razer Manticor se ha comportado perfectamente, con un desplazamiento que necesita que ejerzamos muy poca fuerza en el ratón y que se muestra muy rápido y ágil en todo momento.

De hecho, si la comparamos con otras alfombrillas, especialmente de tela, podremos comprobar que el desplazamiento es muy rápido, y quizá al principio podamos hallarlo excesivo. Sin embargo, con unas pocas horas de uso estaremos totalmente acostumbrados y notaremos como nos beneficiaremos de una mayor agilidad de movimientos en juegos que exijan de muchos reflejos y/o movimientos constantes.

Hemos probado la alfombrilla con ratones con sensores láser y ópticos y con distintas configuraciones de DPI: en ninguna ocasión hemos tenido problemas con la alfombrilla, por lo que deberíais de poder utilizarla cómodamente indiferentemente del ratón que tengáis.

Al tacto la parte superior de la alfombrilla es totalmente lisa y no resulta incómoda para apoyar la mano o el brazo, aunque al tratarse de una alfombrilla metálica, quizá los que vivan en zonas con temperaturas bajas podrán notarla algo fría por eso mismo. Lógicamente, es algo que no debería de ocurrir a no ser que las temperaturas fueran muy bajas.

Conclusión:

La Razer Manticor es una alfombrilla de gama alta con un acabado sobrio y elegante, que ofrece un desplazamiento rápido y se adhiere sin problemas a cualquier superficie, aunque por el contrario se trata de un producto con un precio elevado que no todo el mundo estará dispuesto a pagar.

No obstante, si le dais una oportunidad os encontraréis con una alfombrilla que se convertirá en la mejora amiga de vuestro ratón en vuestras sesiones de juego. En  Digital y Más le otorgamos a la Razer Manticor una valoración de 4 estrellas y la recomendamos ampliamente.

Cargue Artículos Más Relacionados