Inicio Reviews Análisis: Motorola Moto E

Análisis: Motorola Moto E

2

Hoy tenemos para analizar uno de los smartphones de gama baja más interesantes del momento, el Motorola Moto E, que puede ser adquirido por un precio que ronda los 110€ y se posiciona como una de las principales opciones de Motorola para la gama de entrada.

Antes de comenzar con el análisis vamos a ver un resumen de las características técnicas del Motorola Moto E (que también podéis ver en su web oficial):

especificaciones-y-caracteristicas-moto-e

Tras ver resumidamente qué nos ofrece el dispositivo de Motorola, comenzamos con la review.

[toc]

Embalaje y accesorios

El Motorola Moto E viene en una caja de tamaño muy reducido, tanto es así que en cuanto a longitud es prácticamente idéntica al propio teléfono.

Motorola-Moto-E-caja

Nada más abrir la caja nos encontraremos con el Moto E, tras lo cual podremos abrirlo para poder retirar el compartimento de la parte inferior, que separa el smartphone del cargador y los manuales.

El cargador incluido es únicamente el cable de USB a microUSB para conectar el smartphone al PC o a cualquier otro tipo de dispositivo. Este cable hace también las veces de cable de alimentación, pues el Motorola Moto E no incluye cargador de pared, algo que puede considerarse un punto negativo si tenemos en cuenta que el no incluirlo obliga siempre a cargarlo mediante el PC o similares.

cable-Motorola-Moto-E

Afortunadamente, al ser un cable tan habitual como el incluido, podemos encontrar fácilmente cargadores de pared USB que sean compatibles con nuestro nuevo Moto E. Si ya teníamos uno de un anterior smartphone lo podremos reutilizar sin problema alguno.

Los manuales, por su parte, se limitan a dos escuetos libritos a modo de guía de inicio rápido y manual de seguridad, inteligencia y protección.

manuales-Motorola-Moto-E

Como podéis comprobar, trae lo justo y necesario: ni auriculares, ni carcasas, ni fundas ni ningún otro tipo de accesorio.

Motorola Moto E

Estamos ante un smartphone de 4.3 pulgadas con un diseño totalmente negro (también está disponible en blanco), liso, con bordes ligeros y una parte trasera ligeramente curvada.

Motorola-Moto-E

La pantalla ocupa la mayoría del espacio frontal, pues no tiene botones físicos, sino que utiliza los botones virtuales de Android. Botones físicos como tal sólo posee dos, uno para el encendido y apagado y otro para subir o bajar el volumen según qué extremo pulsemos.

lateral-Motorola-Moto-E

Con 4.3 pulgadas y una resolución de 540 x 960 píxeles no se antoja la mejor pantalla que hayamos probado, y de hecho la pérdida de calidad si la miramos desde una posición lateral es bastante plausible, aun así, a fin de cuentas miramos los smartphones de forma frontal, y ahí la pantalla del Motorola Moto E ofrece una visualización más que decente y que satisfará a todo aquel que no busque una pantalla de la máxima calidad (en cuyo caso haría bien no mirando teléfonos de este rango de precios).

Motorola-Moto-E-indixer

Su visualización en exteriores a plena luz del sol también deja algo que desear y obliga a modificar el brillo si queremos ver algo mejor la pantalla. En todo caso, en condiciones lumínicas normales su comportamiento es el esperado.

En el espacio ahorrado por los botones encontramos una de las peculiaridades de este dispositivo, que no es otra que un segundo altavoz frontal que viene a sustituir al clásico altavoz trasero.

De esta forma, en la parte trasera encontramos únicamente la cámara de 5 MP y el logotipo de Motorola. Que hablando de cámara, es otra de las peculiaridades del Moto E, pues carece totalmente de una cámara frontal, teniendo únicamente la trasera, lo cual seguramente no sea del agrado de los amantes de los “selfies”.

vista-trasera-motorola-e

La calidad de la cámara, todo sea dicho, deja mucho que desear, especialmente en entornos poco lumínicos, y más si sumamos la total ausencia de Flash. A continuación podéis ver una foto realizada con el Motorola Moto E en la que se pueden apreciar sus carencias:

foto-Motorola-Moto-E

Si extraemos la tapa trasera encontraremos dos ranuras para tarjetas micro SIM y otra para la tarjeta micro SD. Al igual que la mayoría de móviles actuales, deja de lado la SIM estándar para utilizar la cada vez más de moda micro SIM, y además ofrece soporte dual, algo muy de agradecer en los tiempos que corren.

Al abrir la tapa seguramente muchos se encontrarán una sorpresa, que no es otra que la imposibilidad de extraer la batería, pues esta viene integrada y es imposible su extracción, por lo cual ante cualquier avería de la misma tendremos que acudir al servicio técnico en lugar de comprar una nueva y cambiarla.

Software y experiencia de uso

El Motorola Moto E viene de fábrica con Android 4.4.2 KitKat y es actualizable a KitKat 4.4.4 (el teléfono utilizado para esta revisión ha sido actualizado sin problema alguno). Lo mejor de todo es que Motorola es una empresa que destaca por el soporte de software a sus terminales, por lo que no sería nada extraño que veamos al Moto E con Android L en un futuro, algo que muy pocos móviles de gama de entrada actuales pueden presumir.

android-4-Motorola-Moto-E

El sistema llega prácticamente limpio, pues lo único que encontramos son las típicas aplicaciones de Google (incluida QuickOffice, que fue cesada hace poco) y un par de Motorola. Una de ellas es Assist, que nos permite automatizar algunas tareas, mientras que la otra es Migración de Motorola, que nos permite migrar todos los datos importantes desde nuestro antiguo smartphone al Motorola Moto E.

Por lo demás, nos encontramos un sistema impoluto, sin personalizaciones varias y con una experiencia Android bastante pura si la comparamos con la de otros fabricantes. Sin dudas, algo de agradecer.

motorola-assist

La experiencia de uso se ha mostrado realmente buena, con un rendimiento francamente bueno, sin ralentizaciones ni ningún tipo de bloqueo. Motorola optimizó bastante la versión de Android para el hardware de este smartphone, algo que se deja notar nada más encenderlo, pues en cuanto a fluidez de uso poco tiene que envidiar a smartphones mucho más caros.

En cuanto a potencia, no estamos ante un gama alta pero tampoco ante un gama baja de los de hace un par de años, es decir, permite utilizar cualquier aplicación común y jugar a la mayoría de juegos disponibles sin excesivos problemas, aunque en cuanto tratemos de ejecutar algún juego reciente y/o que necesite ciertos requisitos nos daremos de bruces con un hardware insuficiente para labores muy demandantes.

emulador-n64-moto-e

Sin embargo, su Qualcomm Snapdragon 200, junto con la GPU Adreno 302 y 1 GB de memoria RAM hacen que el usuario habitual no tenga que preocuparse de falta de potencia, pues no tendrá problemas para realizar cualquier tarea habitual.

La autonomía también es francamente buena, pues aunque una batería Li-Ion de 1.980 mAh no sea lo último en baterías, en la práctica ha demostrado hasta dos días de autonomía con un uso medio-intensivo y hasta 6 días con un uso mucho más básico y reducido.

Conclusión:

El Motorola Moto E es un smartphone de gama baja económico, con unas características técnicas que le sitúan cerca de la gama media y que ofrece una experiencia de usuario más que satisfactoria. No obstante, no está exento de fallos, como una cámara trasera de baja calidad o la ausencia de cámara frontal.

Si no os importa el perder la cámara frontal y queréis un smartphone económico y que ofrezca un buen rendimiento con el respaldo de una compañía como Motorola detrás, el Moto E es una muy buena opción. En Digital y Más le otorgamos una valoración de 4 estrellas:

 

Cargue Artículos Más Relacionados