Inicio Reviews Primeras impresiones con la beta de Destiny

Primeras impresiones con la beta de Destiny

1

3

Desde que el pasado jueves 17 de julio que Bungie abriera la beta de Destiny a los usuarios de PlayStation que poseyeran un código, las redes sociales, y en definitiva, todo mi entorno cercano con acceso a la misma se ha vuelto loco con este juego.

¿Qué tiene este juego para tenernos a todos con el alma en vilo cada vez que estamos lejos del mando? Después de pensarlo mucho creo que he descubierto por qué ya no puedo ni escuchar música sin pensar en él (The Killers dicen eso de “destiny is calling me” en el estribillo de Mr. Brightside y no van nada desencaminados), y es un motivo muy sencillo, pero sin duda esencial y ese que los desarrolladores de todo el mundo sueñan con encontrar: el equilibrio.

Equilibrio es la palabra que mejor define para mí Destiny, y aunque estamos hablando de meterle mano a una versión beta —la cual servirá para Bungie como un test de estrés para ver cómo desempeñan sus servidores la labor de mantener esa galaxia persistente— tiene una base excelentemente cimentada en todos sus aspectos, tanto a nivel de mecánicas y jugabilidad, como a nivel de producción, y a poco más de un mes de su lanzamiento, no hace más que confirmarnos lo que ya sabíamos: este título pretende dar un golpe en la mesa y convertirse en un éxito de crítica y público, y, por lo que hemos podido comprobar, va por muy buen camino.

1
Imagen: Bungie

Teniendo en cuenta de que los tipos detrás de la saga Halo son los que están detrás de Destiny, creo que podemos dar por sentado que la parte de shooter en primera persona de la ecuación está más que cubierta. El control es preciso, el sistema de apuntado es una sutil pero indispensable ayuda (y permite que mancos como yo no hagamos el ridículo ante el resto de nuestra escuadra a cada segundo) y las armas tienen la suficiente variedad como para adaptarse a cualquier tipo de jugador.

Las otras dos partes de la ecuación han sido hasta ahora desconocidas para Bungie, pero en principio parece que han hecho los deberes y les está saliendo todo redondo. Me refiero obviamente a la inclusión de elementos típicos de MMO (Multijugador Online Masivo) y de juegos de rol clásicos.

En cuanto a la vertiente MMO del juego, podremos montar una escuadra con nuestros amigos para superar las misiones juntos, además de relacionarnos con la gente en los puntos de encuentro.

No podemos decir que la innovación sea precisamente el motor que espolea esta nave, ya que nos encontramos ante el mismo sistema que encontraríamos en cualquier otro MMO, pero sin la posibilidad de comunicarnos con nuestros semejantes de otro modo que no sea utilizando un micrófono o headset, y pese a que bailar alrededor de la gente es absurdo y divertido, no lo dudéis, no constituye una forma de comunicación como tal. ¿Tendrá el juego completo algún sistema de comunicación vía texto para hacer la vida más fácil a los jugadores que no quieran o puedan usar su voz? Esperemos que sí.

2
Imagen: Bungie

La última incógnita que nos queda de esta ecuación es el resto de siglas que le faltaban al anterior párrafo, RPG.

Destiny introduce también elementos de juegos de rol con muy buen resultado mediante un sencillo pero efectivo sistema de clases, en el que podremos elegir entre tres: Titán, Cazador y Hechicero.

Cada una de ellas se adaptará mejor a un tipo de jugador, siendo el Titán el encargado de abrir paso y recibir disparos, el Cazador puede abrir camino con armas de larga distancia mientras el Hechicero usa sus espectaculares poderes mágicos para destrozar a grandes grupos de enemigos.

Podremos mejorar tanto nuestras habilidades como nuestro equipamiento (habitualmente al subir de nivel), además de ser capaces de desmontarlo para ganar algo de dinero y piezas para mejorar otras armas o armaduras, o intercambiarlo con los comerciantes.

En el transcurso de las misiones encontraremos equipamiento cifrado, el cual no podremos usar en nuestro personaje sin pasar antes por el Criptarca para que nos lo descifre.

El juego da pistas de que es posible que, además de nuestro equipamiento y habilidades, podremos ser capaces de mejorar también nuestros vehículos en la versión completa, tanto nuestra nave como nuestro vehículo terrestre, el Colibrí, muy útil para desplazarnos largas distancias por el mapeado, y que seguro que a muchos os recuerda a los speeders que pudimos ver en El Retorno del Jedi.

Esta beta nos permite jugar con nuestros amigos un total de cinco misiones, además del tutorial, una misión de exploración en la que podremos explorar el Cosmódromo de la Antigua Rusia (la zona en la que transcurren las escaramuzas de esta beta) en profundidad; la Torre, donde nos reuniremos con nuestros amigos y el resto de jugadores, y por último podremos visitar El Crisol, donde podremos jugar partidas multijugador clásicas contra otros jugadores.

Si tuviera que ponerle un pero es quizás que las cinco misiones están un poco descompensadas entre ellas, y oscilan entre un par de minutos (en serio) y la hora de duración, y no con una progresión escalonada, que sería lo lógico. Desde luego no es algo que nos deba preocupar, ya que es de esperar que, con la mayor duración del juego completo, este aspecto esté mucho más pulido.

El apartado gráfico en la nueva generación parece ser soberbio, pero en PS3 —que es la versión que hemos podido probar— las sombras aparecen como grandes bloques de píxeles y los dientes de sierra son una constante, lo cual obviamente esperamos que esté corregido o mejorado para el lanzamiento del juego. Eso sí, la tasa de frames es estable y permite una experiencia de juego más que digna en la pasada generación, así que por eso no os asustéis.

destiny-sombras-ps3
Imagen: attackofthefanboy.com

Mención especial hay que hacer al apartado sonoro, ya que la localización al castellano (completa, por cierto) le sienta genial y siempre es de agradecer que un estudio se tome la molestia de gastar dinero para que parte de su público disfrute del juego en su idioma nativo.

La banda sonora es sencillamente espectacular y estoy seguro de que pese a que los disparos, explosiones, y demás ocuparán gran parte de vuestro tiempo, las excelentes composiciones del inexplicablemente despedido Martin O’Donnell no os pasarán desapercibidas.

En definitiva, Destiny nos cuenta en esta beta algo que ya sabíamos: es un candidato a tener en cuenta para la lista de la compra de cualquier usuario y desde luego os recomiendo que si podéis echarle mano a algún código antes de que termine la beta (durará hasta el 28 de julio, con los usuarios de Xbox 360 y Xbox One uniéndose el día 23 y los de PlayStation ya disfrutando de la misma) no dudéis en probarlo y contarnos qué os parece. Eso sí, hoy y mañana tendremos descanso ya que Bungie estará de mantenimiento preparando servers para la llegada de los usuarios de Xbox.

Destiny aparecerá en PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One el próximo 9 de septiembre.

Cargue Artículos Más Relacionados