Inicio Videojuegos Guía de consejos para el combate en Super Smash Bros

Guía de consejos para el combate en Super Smash Bros

0

smashbroslogoDesde sus inicios en Nintendo 64, la franquicia Super Smash Bros ha seguido una premisa clara: ser fácil de aprender, pero difícil de dominar. Es por ello que en Digital y Más nos hemos propuesto crear una pequeña guía para aprender a jugar de forma competitiva en las versiones actuales de 3DS y WiiU:

Al principio, cuando el rival tenga 0%, lo que has de hacer es ir sumándole daño poco a poco, tomando precauciones: en la medida de lo posible, por ejemplo, puedes usar disparos a distancia o bolas de energía con personajes como Samus, Lucario, Mario, Fox o Megaman, o probar con el lanzamiento de objetos con otros personajes como Peach, Link u Olimar. Si manejas un personaje como Sonic o Little Mac, cuyos ataques son todos físicos, ve hacia el rival con cuidado y atácale con ataques rápidos o con la combo A-A-A, y sal corriendo hasta que se te presente otra oportunidad de ataque. Repite el proceso hasta que el rival tenga aproximadamente un 100% de daño si se trata de un personaje ligero como Kirby, Jigglypuff o Sonic, y hasta un 150% si nuestro rival es un peso pesado como Ganondorf, Bowser o el Rey Dedede.

Cuando el rival haya llegado a los porcentajes que decimos, remátale con un fuerte ataque smash, generalmente lateral, para sacarle del escenario. Puedes usar ataques smash cargados antes, por supuesto, pero corres el riesgo de quedarte demasiado tiempo expuesto mientras lo cargas, ocasión que puede aprovechar el rival para noquearte a ti.

Sal al encuentro del rival: puedes usar ataques meteóricos como los de Mario o Ganondorf para asestar un golpe letal hacia el vacío a tus rivales, pero siempre con cuidado, asegúrate de que puedes volver al escenario. También puedes usar contraataques como los de Shulk, Ike, Little Mac o Palutena para repeler los ataques enemigos y usarlos en tu favor, pero has de ser extremadamente preciso en tus predicciones: asegúrate de saber que el rival te va a atacar en ese justo instante, o sólo conseguirás ser una presa fácil al fallar el contraataque.

Conoce las diferencias entre personajes: por ejemplo, Megaman usa tan sólo ataques a distancia, mientras que Little Mac sólo combate cuerpo a cuerpo. Te vendrán bien tanto para sacarle el máximo partido a tu personaje como para conocer qué estrategia empleará el rival.

Aprovéchate de las deficiencias del rival, como de la lentitud de Ganondorf, reventar los globos del movimiento de recuperación del Aldeano para hacerle caer sin remedio, comprobar cuándo Daraen se queda sin algún tomo para poder atacarte con rayos, usar el escudo cuando Charizard use el Envite Ígneo para que así se dañe a sí mismo, etc. Además, si conoces los Smashes Finales de cada rival, podrás sacarles partido a tu favor: esquiva justo cuando Super Sonic vaya a chocar contra ti a toda velocidad, salta por encima del láser gigante de Samus, corre de un lado a otro para esquivar los disparos de la nave de Zero Suit Samus, etc.

Los objetos, si bien prácticamente siempre te ayudarán a ganar, a veces no serán buenos: fíjate bien en los champiñones para ver si son venenosos y así evitar que te hagas más pequeño y vulnerable, pudiéndolo coger el rival, por ejemplo. Los cuccos y las abejas del panel pueden atacarte a ti, la capucha de conejo puede hacerte caer del escenario si corres demasiado, si usas la caja metálica puedes hacer decrecer tus opciones de usar el movimiento de recuperación de forma efectiva, la bomba inteligente puede explotar en tus manos, etc. Por no hablar de que las cápsulas a veces encierran las tan temidas y poderosas bombas, si no tienes suerte… adiós.

Conoce el escenario: cuando el rival tenga mucho daño, sitúate en las zonas laterales para rematarlo, y ten en cuenta los hándicaps del terreno como el poste de Green Hill, Koume y Kotake en el Valle Gerudo, los Shy Guys de Circuito Arcoiris, la lluvia y el Bulborb de Planeta Remoto, etc., que puedes usar a tu favor.

Hasta aquí esta pequeña guía para aprender a dominar el juego. Ahora sólo depende de ti: encuentra al personaje que mejor se adapte a tus gustos de combate, ve al modo de entrenamiento y… práctica, práctica y más práctica. ¡No queda otra!

Cargue Artículos Más Relacionados