Inicio Videojuegos Análisis: Final Fantasy VI

Análisis: Final Fantasy VI

0

Final Fantasy 6 logo

Hoy voy a analizar el videojuego Final Fantasy VI (rebautizado como Final Fantasy III en EE UU), uno de los mejores juegos de rol de la historia a mi parecer, así como uno de los mayores hitos de SNES junto con otras joyas de inmenso calibre como Chrono Trigger, Seiken Densetsu 2 o The Legend of Zelda: A Link to the Past.

Lamentablemente, este juego nunca  llegó a Europa para SNES, aunque pudimos disfrutarlo unos años más tarde con un port para PlayStation 1 en 2002 y otro para GBA en el año 2007. Este análisis está basado en la versión de GBA, pues es la más completa de todas, aunque el análisis se puede extender a las otras versiones perfectamente, debido a los pocos cambios que podemos encontrar entre las mismas.

El despertar de un poder oculto

FF VI

El juego comienza contándonos la antigua historia de la guerra Magitec, en la que por un exceso de avaricia humana, estos acabaron por perder todo poder mágico (en aquella época era algo totalmente común). En la actualidad, este tipo de poder está extinguido.

La protagonista de Final Fantasy VI es Terra, una muchacha muy especial, ya que parece ser la única persona en el mundo que posee poderes mágicos. Al comenzar el juego descubriremos que Terra está siendo controlada por el imperio para llevar a cabo sus malvados planes. Pero tras una serie de circunstancias, Terra se librará del control del imperio y recobrará su conciencia, que no su memoria, ya que no se acordará de nada concerniente a su vida, solo su nombre. Y aquí es donde comenzará la historia de Terra, donde poco a poco se irán sumando personajes hasta llegar a sumar 14 en total.

Pero en este juego no viviremos el protagonismo absoluto de un solo personaje (como el de Cecil en Final Fantasy IV por ejemplo), si no que de los 14 personajes, 10 serán los que tengan un peso argumental tremendo y sean vitales para el devenir de la historia. Incluso el villano del juego tiene una historia propia y no es el típico que quiere destruir el mundo y no sabe ni por qué, este es posiblemente, el más cruel y rastrero de toda la saga, estando tan bien logrado que desearás pasarte el juego solo para cargártelo. También cabe destacar que varios de los matices de dicho personaje fueron la inspiración para crear a Sephirot de Final Fantasy VII, aunque para contarlo ya tendría que soltar algunos spoilers.

La historia de Final Fantasy VI posee, probablemente, la trama más variada que ha tenido un Final Fantasy, con grandes eventos y situaciones emocionantes junto con posee numerosos giros argumentales que te mantendrán pegado a la pantalla de tu consola para saber que será lo que ocurrirá después.

La historia básicamente es lineal, aunque en numerosos momentos de la historia el grupo se separará y deberemos elegir la historia de quien querremos vivir. Además, incluye una cantidad impresionante de sub-tramas, que aunque no son imprescindibles para terminar la aventura, todo buen jugador debería tratar de acabar, ya que desvelarán trazos bastantes importantes sobre cada uno de nuestros personajes.

Arte en estado puro

Final-Fantasy-VI-Advance

El estilo gráfico del juego es posiblemente, el punto menos favorecido con el paso del tiempo, pero no podemos calificar esta parte igual que las otras, ya que cuando salió para SNES, por aquel entonces era de lo mejorcito que podíamos encontrar, y aun no siendo gráficos en 3D hiper-rrealistas, siguen manteniendo ese encanto que los buenos jugones sabrán apreciar desde el primer instante. Mención aparte merecen los variados diseños de los enemigos, además de haber una gran cantidad, cada uno es distinto al anterior y tiene su propio estilo, al contrario que en otras sagas del género (como Dragon Quest por ejemplo) donde suelen coger un mismo diseño, cambiarle el color y con ello obtener dos enemigos distintos.

La banda sonora corre a cargo del genial Nobuo Uematsu, quien realizó un trabajo soberbio en este título. Además, creo no estar muy equivocado al decir, que este juego tiene la mejor banda sonora de toda la saga. Teniendo un total de 80 temas que son de lo mejorcito que dieron los 16 bits y que representan a la perfección el estilo propio de este juego.

Incluso en un momento del juego asistiremos a la famosa opera “Aria Di Mezzo Carattere, posiblemente uno de esos momentos inolvidables que nos deja este juego.

Final Fantasy VI: Fidelidad y renovación

FF6 combate

Final Fantasy VI es ante todo, fiel a sus orígenes, pues recoge muchos de los conceptos esenciales de la saga unidos en un mismo juego además de aportar otros bastante interesantes.

Los combates son aleatorios y por turnos, manteniendo el famosos sistema ATB de Final Fantasy IV. Esto es, combates por turnos en los que cada personaje posee una barra que se va cargando mientras pasa el tiempo, al llegar al límite podremos hacer uso de nuestro turno y realizar una acción, a grosso modo, podríamos definirlo como combates por turnos en tiempo real.

Incluso podremos equiparnos con objetos que nos darán nuevas habilidades y características dentro y fuera de la batalla, además de unos seres llamados espers que nos proporcionarán poderes especiales para usar en combate. No será lo único que nos proporcionen, pues con el uso continuado de estos espers nuestros personajes aprenderán habilidades que estarán ligadas al esper que lleve equipado, por lo que podríamos tener dos partidas del mismo juego y en cada una de ellas los personajes podrían ser completamente distintos.

Conclusión:

Si te gustan los RPG deberías probar este juego, y si no te gustan, también. Estamos posiblemente, ante el mejor Final Fantasy de toda la saga, pues ningún otro posee la profundidad de guión de Final Fantasy VI, ni  los múltiples personajes y que cada de ellos sean vitales para la historia. Unos gráficos, que aunque no son gran cosa, combinan a la perfección con el estilo de juego, además de poseer una de las mejores bandas sonoras de toda la historia de los videojuegos. Si algún día se estudiaran los videojuegos en las universidades, este debería de ser obligatorio para aprobar.

Nota Final: 9,5

Cargue Artículos Más Relacionados