Inicio Reviews Análisis: Demon Gaze

Análisis: Demon Gaze

0

Hoy vamos a analizar Demon Gaze, el último dungeon crawler en aparecer en PS Vita de la mano de NIS America, una compañía que siempre ha destacado por la calidad de sus RPG, y que en esta ocasión nos trae una de las propuestas más interesantes de un género que quizá no sea muy popular, pero que sí puede presumir de una pequeña base de usuarios bastante fiel.

[toc]

De profesión, cazador de demonios

demonios en demon gaze
Así de “amistosos” son algunos demonios.

En Demon Gaze encarnamos a un joven muchacho que despierta confinado en una mazmorra, confuso y con amnesia, intentará escapar de la misma, pero descubrirá peligros que nunca pudo imaginar, entre ellos un poderoso demonio al que deberá de hacer frente. Misteriosamente nuestro joven protagonista será capaz de derrotar al demonio y de “capturarlo” mediante un misterioso poder que lo hace único.

Tras ello, apareceremos en una pequeña posada que parece ser uno de los pocos lugares seguros en Misrid. Allí conocerá a Lorna, quien poseía el mismo poder de nuestro héroe y ejercerá de mentora del mismo, y Fran, la dueña, quien nos permitirá alojarnos como huésped con la condición de aceptar la misión de ejercer de “Demon Gazer” derrotando y capturando los demonios que asolan la región para devolverle la estabilidad que algún día tuvo.

A partir de este punto comenzará la historia del juego, una historia que es bastante típica y tópica, es decir, no ofrece un argumento muy complejo ni nada similar, pero sabe acompañar bien el ritmo del juego. Eso sí, tarda algo en arrancar, unas 7 horas que bien podemos tomar como un tutorial e introducción a todos los conceptos de Demon Gaze.

Crea tu propio equipo de combate

Lo primero que haremos al empezar una nueva partida es crear a nuestro protagonista, un proceso sencillo pero bastante completo. Lo primero que tenemos que elegir es su diseño, para lo cual contamos con un catálogo de diseños bastante amplio. No podemos personalizar ninguna parte de la apariencia de forma individual, pero lo cierto es que los diseños incluidos curen prácticamente todos los gustos posibles.

Tras ello tocará elegir la raza de nuestro personaje, lo cual afectará a las características del mismo. Por ejemplo, los humanos son una raza muy equilibrada y pueden ser usados para cualquier tipo de lucha, mientras que los elfos poseen más inteligencia y orientación mágica, lo cual los hace ideales como magos.

El sistema de personalización es bastante completo.

También tenemos que elegir una clase, que viene a ser un concepto muy similar al de los oficios de la saga Final Fantasy. Tenemos desde los clásicos guerreros, a magos con poderosas magias, curanderos para sanar nuestro equipo o paladines capaces de resistir hasta los golpes más potentes. Las habilidades de nuestro personaje dependen de en gran medida de la clase elegida.

Una vez configurado el tipo de personaje, podremos configurar su tipo de voz en diversas situaciones. Tenemos disponibles 60 voces, por lo que será muy raro que no encontremos una que nos guste. Y para finalizar, deberemos de asignarle un nombre, que de forma predeterminada será Oz.

demon gazer
El protagonista principal, el “Demon Gazer”.

Eso sí, hay que destacar que para el protagonista principal no podremos asignar ni la raza ni la clase, pues ya viene asignado como humano y Demon Gazer, además, es masculino por obligación, al contrario que cuando creamos otros personajes, pues en ese caso podemos elegir el género de los mismos.

Conforme vayamos avanzando en la aventura podremos ir reclutando y creando más personajes hasta formas nuestro propio equipo de 5 héroes (contando al protagonista).

La vida de un cazador de demonios

posada 3f
Así es la vista de la posada.

Todo lo que podemos hacer en Demon Gaze gira alrededor de la posada, pues podemos describirla como una especie de base de operaciones. En la posada encontramos los siguientes lugares:

  • La entrada: En la entrada podemos guardar y cargar la partida, además de marchar hacia las mazmorras que nos depara Demon Gaze.
  • El vestíbulo: Aquí es donde podemos aceptar las misiones y ver el estado en que se encuentran las mismas. Tenemos tanto misiones clave como misiones secundarias, ambas siempre bien diferenciadas.
  • El sótano: El lugar donde la joven y tenebrosa Prometh nos permitirá revivir los aliados caídos en combate. También nos permitirá usar el llamado Ether Mill para sacrificar objetos con los que potenciar otros.
  • El baño: Aquí el estilista Kukure nos permitirá darle una nueva apariencia a nuestro personaje.
  • Habitaciones: Desde nuestra habitación podemos leer libros, seleccionar los demonios o guardar/cargar la partida. En las otras habitaciones podremos variar la decoración con distintos objetos, cada uno de los cuales nos darán beneficios varios para los combates.
  • Tienda de objetos: Aquí el arrogante elfo Lezeerem nos permitirá comprar objetos y provisiones para hacer más llevadera nuestra estancia en las mazmorras.
  • Tienda de armas: En la tienda de Cassel podemos adquirir armas y armaduras con las que potenciar nuestros personajes de cara a los combates.
  • La habitación de Fran: Aquí podremos crear y eliminar personajes a placer, previo pago, eso sí. También podemos comprobar los pagos referentes a la estancia en la posada.

Y esto último es así porque la estancia en la posada no es gratis, pues siempre que lleguemos de una mazmorra tendremos que pagar el pertinente precio, el cual variará según el número de personajes que alojemos y que además irá en aumento. Y Fran no reaccionará muy afablemente frente a los impagos, cabe añadir.

pago posada
O pagamos nuestra estancia o nos las veremos con ella.

Destacar que en la posada viviremos la mayoría de eventos de la historia, en la cual iremos conociendo más a fondo sus personajes y les iremos cogiendo cariño. La nota discordante la aportan algunos momentos con demasiado fan-service en los que algunos personajes acabarán ligeritos de ropa, algo que realmente no acaba de encajar bien, pero afortunadamente, estos momentos ocurren en muy contadas situaciones.

fan service demon gaze
¿Y qué mejor forma de comprobarlo que quedándose en paños menores?

Demon Gaze: De mazmorras y demonios va la cosa

La parte principal del juego la encontramos en las mazmorras, donde el estilo de novela gráfica se queda atrás para dar la bienvenida a un dungeon crawler puro y duro. En las mazmorras el objetivo suele ser el de conquistar una serie de círculos en los que lucharemos contra todo tipo de enemigos. Al conquistarlos todos aparecerá la localización del demonio jefe, al cual habrá que derrotar y capturar, algo que no será nada fácil, por otro lado.

demon gaze es un dungeon crawler
La primera mazmorra de Demon Gaze.

Los combates son por turnos y tremendamente clásicos, con la única novedad de poder invocar a los demonios capturados. Estos tienen bastantes habilidades de combate, pero las usarán como les venga en gana, pues no podemos controlarlos. A esto hay que añadir el medidor de “Demon Gauge”, que cuando se vacíe dará lugar a que el demonio se enfade y revele su forma original, lo que lo hará más poderoso pero también ocasionará que pueda atacarnos a nosotros también. Esto se soluciona retirando la invocación antes de llegar a este punto.

Estos demonios también tienen poderes especiales que se activan al equiparlos, pues por ejemplo, el primero que capturamos es capaz de detectar puertas secretas que no podríamos ver de otra forma. Otros, por ejemplo, nos darán poderes necesarios para descubrir nuevas zonas en mazmorras ya visitadas.

combates demon gaze
Combates por turnos clásicos.

La curva de dificultad es bastante pronunciada, especialmente al principio, pues nos obligará a entrenar un rato para subir niveles y no sufrir tanto en zonas futuras. Como consejo personal, recomiendo guardar siempre que sea posible, pues nunca se sabe cuándo puede aparecer un poderoso demonio que mande al traste varias horas de juego.

Afortunadamente, Demon Gaze “premia” el pararse a subir niveles, pues si lo hacemos en los círculos que se deben conquistar podremos utilizar distintas gemas para obtener armas, armaduras y accesorios exclusivos que podremos equipar o vender para ganar más dinero.

gemas demon gaze
Tenemos varias gemas para emplear en los combates.

Manga y Vocaloid a partes iguales

El apartado gráfico es bastante atractivo, con diseños de personajes y escenarios en 2D con un marcado estilo manga. No obstante, tiene algunas pegas, como el que los personajes sean totalmente estáticos y el que los escenarios acaben volviéndose algo repetitivos con el paso del tiempo.

personajes demon gaze
Los personajes son bastante carismáticos.

La banda sonora es curiosa, como poco, pues en lugar de optar por música más épica como suele ser habitual en el género, apuesta por melodías muy J-Pop usando la técnica Vocaloid. Indiferentemente de los gustos personales sobre este tipo de música, la realidad es que cuaja bastante bien con el estilo propio del juego.

Por su parte, el doblaje es más que decente y lo tenemos disponible tanto en inglés como en japonés, ambos de buena calidad. Lo mismo ocurre con los subtítulos, que se encuentran únicamente en japonés e inglés, aunque el nivel de inglés es bastante básico, por lo cual no debería de suponer muchos problemas a aquellos que no tengan un gran dominio del idioma de Shakespeare.

Conclusión:

Demon Gaze es dungeon crawler clásico, peculiar, atractivo y entretenido que gustará a cualquier amante del género que se decida a darle una oportunidad. No es el juego más ambicioso, ni tampoco el más pulido, pero si hay algo que saber hacer y hace, es entretener y divertir a todo aquel que lo prueba.

Lo mejor:

  • Dungeon crawler en estado puro.
  • Personalización total del elenco de personajes de nuestro equipo.
  • Sistema de juego entretenido con una curva de dificultad ajustada.
  • Duración más que decente (20-30 horas aproximadamente).

Lo peor:

  • El apartado gráfico podría haber estado más trabajado.
  • Las primeras horas de juego son algo flojas.
  • Narrativamente podría dar más de sí.
  • Sólo en inglés.
  • Algo repetitivo.

Nota final: 7,5

Cargue Artículos Más Relacionados