Inicio Reviews Análisis: Razer Diamondback 2015

Análisis: Razer Diamondback 2015

0

Volvemos a la carga con una nueva review sobre un ratón de Razer, que en esta ocasión no es otro que el Razer Diamondback en su versión 2015. Se trata de un ratón algo más ligero de lo que acostumbra Razer y que destaca por un impresionante sensor 5G de 16.000 DPI y por el sistema de iluminación LED Chroma de la compañía.

Antes de comenzar a analizar el ratón, veamos brevemente sus principales características técnicas en la siguiente tabla:

Especificaciones
Dimensiones 125 x 60 x 30 mm.
Peso 89 gramos.
Sensor Láser de 16.000 DPI.
Extras Sistema de iluminación LED Chroma en contorno, rueda y logotipo.
Precio estimado 96€.

Embalaje y accesorios

razer-diamondback-2015-review-(1)

Como acostumbra la compañía, el Razer Diamondback viene introducido en una caja de cartón negro. Tanto en la parte trasera como en los laterales podemos apreciar las principales características que nos harán decidirnos o no por este ratón.

Un detalle peculiar de la caja del Razer Diamondback es que permite abrir su parte frontal (unida con velcro) para que podamos apreciar el diseño del ratón sin necesidad de extraerlo de la misma.

razer-diamondback-2015-review-(3)

Una vez la abrimos, comprobaremos que el ratón se encuentra dentro de un recubrimiento de cartón y plástico que ayuda a mantenerlo a salvo de cualquier tipo de desperfecto.

También nos encontramos los típicos folletos y pegatinas que Razer incluye en sus productos.

razer-diamondback-2015-review-(4) razer-diamondback-2015-review-(5)

Razer Diamondback

Al sacarlo de la caja nos encontraremos con un ratón algo distinto a los que nos acostumbra últimamente Razer, pues se trata de un ratón ligero, poco ancho y relativamente alargado. Sus medidas son de 125 x 60 x 30 mm, todo ello con un peso aproximado de 89 gramos, que da buena idea de su ligereza.

razer-diamondback-2015-review-(7)

El diseño es totalmente sencillo, con un acabado negro mate en plástico y laterales de goma, tal y como es tradición en la compañía.

Destacar que ofrece un diseño ambidiestro, por lo que los usuarios zurdos también podrán utilizarlo cómodamente. Esto también tiene sus pegas, pues no se adapta a la perfección a ninguno de los dos perfiles.

Podemos apreciar dos botones adicionales tanto en el lateral izquierdo como en el derecho, y como no, pueden ser personalizados a nuestro gusto. Los únicos botones que echamos en falta son los de cambio de DPI, una carencia que puede ser problemática en según qué juegos.

razer-diamondback-2015-review-(8)

Los dos botones principales son firmes y resistentes sin que ello conlleve realizar ningún tipo de sobreesfuerzo para su pulsación. El único detalle negativo en este aspecto es que son algo ruidosos, aunque nada que se salga de lo común.

Si echamos un vistazo a la rueda podemos comprobar que está formado por una superficie gomosa con irregularidades a modo de peldaños que hacen que sea muy agradable de utilizar. Se muestra totalmente silenciosa a excepción de si hacemos scroll inverso (de abajo a arriba), momento en el que podremos notar un ruido que quizá resulte algo molesto si lo comparamos con el silencioso scroll de arriba a abajo.

En la zona inferior del ratón podemos encontrar su sensor laser de 16.000 DPI, que como cabría esperar, es totalmente invisible. Le acompañan tres pestañas de teflón que ayudan a que el agarre del ratón sea óptimo en cualquier superficie.

razer-diamondback-2015-review-(6)

Por otro lado, el cable del Razer Diamondback (2,1m) está mallado de principio a fin. En él también podemos apreciar como el conector USB está bañado en oro para mejorar al máximo la conectividad del mismo.

razer-diamondback-2015-review-(9) razer-diamondback-2015-review-(10)

Funcionamiento y experiencia de uso

razer-diamondback-2015-review-(11)

Lo primero que cabe destacar del Razer Diamondback es su ergonomía, pues se trata de un ratón ambidiestro, lo que, pese a que facilita que los zurdos se encuentren cómodos con él, también imposibilita que la ergonomía sea máxima tanto para diestros como para zurdos.

Su ligereza y proporciones hacen que no sea ideal para quienes posean manos grandes, y aunque esto no implica que sea incómodo, ni mucho menos, tenemos mejores opciones el mercado. Por otro lado, se adapta perfectamente a quienes tengan manos de tamaño medio o pequeño y se presta perfectamente tanto para palm grip como para claw grip (preferiblemente este último).

razer-diamondback-2015-review-(13)

Habiéndolo probado tanto en juegos como en edición fotográfica, podemos afirmar que el comportamiento del láser es el esperado en todo momento.

Sus 16.000 DPI difícilmente serán aprovechados por el común de los usuarios, que difícilmente pasará de 10.000 DPI, pero al fin y al cabo siempre tendremos dicha posibilidad.

Su característica estrella es la iluminación LED Chroma, la cual la podemos configurar, así como otros muchos parámetros, mediante el software Razer Synapse, el cual tendremos que descargar, instalar e iniciar sesión para tener acceso a todo el abanico de posibilidades que nos provee.

razer-diamondback-2015-review-(12)

La citada iluminación se encuentra presente en la rueda, en el logo de Razer y en el contorno del ratón. Podemos configurarla tanto en intensidad como en coloración para obtener la experiencia más personalizada posible.

No es que la iluminación sea una característica vital en un producto orientado a los videojuegos, pero lo cierto es que es un detalle añadido muy interesante y que logra que el Razer Diamondback sea uno de los ratones más bonitos y elegantes que podemos utilizar hoy en día.

Conclusión:

El Razer Diamondback es uno de los mejores ratones ambidiestros que podemos encontrar hoy en día: diseño sencillo y bonito, botones programables a ambos lados, un espléndido sensor láser de 16.000 DPI y una elegante iluminación LED Chroma son algunas de sus mayores virtudes.

Su precio es a todas luces muy elevado, pero todo aquel que le dé una oportunidad encontrará en él un ratón elegante, ergonómico y realmente funcional.

Razer Diamondback 2015

Razer Diamondback 2015
7.75

Ergonomía

8/10

    Características

    9/10

      Construcción/Materiales

      9/10

        Calidad/Precio

        7/10

          Lo mejor

          • Dos botones programables en cada lateral.
          • Sistema de iluminación Chroma.
          • Sensor láser de 16.000 DPI.

          Lo peor

          • Diseño ambidiestro que no permite una ergonomía ideal.
          • Carece de un botón de selección de DPI.
          • Precio excesivo.
          Cargue Artículos Más Relacionados