Inicio Guías Pautas para recuperar el rendimiento de Windows

Pautas para recuperar el rendimiento de Windows

0

Aunque en Microsoft se está poniendo las pilas en este aspecto en las últimas versiones de Windows, es algo bastante común ver como el rendimiento del sistema va disminuyendo con el paso del tiempo, haciendo que su uso no sea siempre el más agradable.

Si eres uno de los afectados por este deterioro gradual de rendimiento, no te preocupes, pues por fortuna existen muchas pautas que podemos seguir para recuperar el rendimiento de Windows sin tener que realizar el tan molesto formateo.

A continuación puedes ver algunas de las pautas que te ayudarán a que tu PC vuelva a rendir como el primer día:

Antes de nada: Ten un backup siempre a mano

backup

A pesar de que en caso de problemas siempre puedes echar mano de servicios de recuperación de datos online y otras herramientas similares de escritorio, resulta muy conveniente tener a mano un backup de nuestros datos por lo que pueda pasar, pues como bien dice el dicho, más vale prevenir que curar.

Actualiza los drivers cuando sea posible

amd-nvidia

Por norma general, las nuevas versiones de los drivers de nuestro hardware suelen aportar todo tipo de mejoras, por lo que siempre que sea posible, resultará adecuado instalar la última versión. Esto todavía es más cierto si cabe para las tarjetas gráficas en el caso de que los videojuegos sean uno de los usos a los que destinamos el equipo en cuestión, pues Nvidia y AMD lanzan periódicamente nuevas versiones con mejoras y optimizaciones para los últimos juegos del mercado.

Elimina archivos temporales

archivos temporales

Los archivos temporales, como su nombre indica, tienen una utilidad temporal, tras la cual podemos eliminarlos sin ningún problema, con lo que conseguiremos liberar espacio en disco duro. Windows tiene una herramienta integrada para ello, aunque existen opciones gratuitas capaces de realizar una limpieza mucho más profunda y eficiente.

Limita los programas al inicio

programas inicio windows

Muchos programas se suelen configurar para iniciarse automáticamente cada vez que encendemos nuestro PC e iniciamos sesión en Windows, con el consiguiente consumo en segundo plano y el tiempo extra que añade al inicio. Por fortuna, podemos desactivar fácilmente cualquiera que no deseemos desde la pestaña Inicio del Administrador de tareas.

Escanea tu equipo en busca de virus

antivirus

Puede que tu equipo tenga un funcionamiento errático y poco satisfactorio por la acción de algún tipo de malware, por lo que resulta muy recomendable que efectuemos un análisis con nuestro antivirus de confianza para tratar de eliminar cualquier tipo de amenaza que pueda haber en nuestro equipo. En este caso no escatimaremos y utilizaremos la opción de análisis más completa que posea nuestro software, e incluso pediremos una segunda opinión con algún antivirus online si lo consideramos adecuado.

Desfragmenta el disco duro

Desfragmentar

Aunque en las últimas versiones de Windows ya no es tan necesario, una buena desfragmentación de vez en cuando ayudará a que el rendimiento de nuestro disco duro sea siempre el adecuado, y lo mejor de todo es que no necesitamos descargar ningún programa dedicado a ello, pues Windows incorpora un desfragmentador de disco muy capaz para cumplir esta labor. Eso sí, recomendamos hacer una limpieza de archivos temporales antes de la desfragmentación para que el proceso sea óptimo.

Cargue Artículos Más Relacionados